Principal

Después de Ignacio Manuel Altamirano no hay guerrerense más notable que Guillermo Soberón Acevedo: Florencio Salazar

  • De fino humor, inteligencia sin acidez, líder, científico y político, lo describe el secretario General de Gobierno

 

Durante su discurso Florencio Salazar Adame recordó que el Dr. Guillermo Soberón Acevedo “reposa en la conciencia nacional”, además dijo que al doctor le hubiera gustado nacer en el siglo XIX “afortunadamente nació en el siglo XX y su legado trasciende al tiempo que vivimos, en realidad él es hijo legítimo del Renacimiento cuando se divulgó la cultura y el conocimiento centrando su interés en el ser humano; científico, educador y servidor público de la salud sirvió con pasión a México”.

El gobierno de Héctor Astudillo Flores a través de la Secretaría General de Gobierno, realizó un homenaje luctuoso a Guillermo Soberón Acevedo en Chilpancingo.

El doctor Guillermo Soberón nació en Iguala de la Independencia en 1925 y a los 48 años fue electo por la Junta de Gobierno rector de la Universidad Autónoma de México, cargo que desempeñó durante ocho años, destacó el secretario General de Gobierno no obstante que “rindió protesta como rector de los estacionamientos de Ciudad Universitaria debido a que un grupo de radicales había tomado la Rectoría y exigencia su renuncia”, en ese contexto de conflicto asumió el riesgo y el liderazgo de la máxima casa de estudios del país.

Soberón Acevedo dio una lección inicial en su rectorado “…la universidad para mantener su universalidad, la libertad de cátedra y la libre circulación de las ideas debe ser antes que nada ‘Universidad’, aseveró Florencio Salazar, además dijo que “a la cual la política no es ajena pero sí la militancia política; la diversidad y la tolerancia sufrirían grave menoscabo si estuvieran sometida a la ideología y al interés partidista”.

Salazar Adame indicó que el primer maestro del doctor Soberón fue su padre, Guillermo Soberón y Parra quien lo alentó a estudiar medicina y también a lograr el posgrado de Química Fisiológica.

“El perfil paterno proyecta la vocación del doctor Soberón Acevedo, por vocación se dedica a la investigación científica y muestra talento político. La investigación científica es la búsqueda en la incertidumbre de la certeza y el mundo de la política la certeza en la incertidumbre”, afirmó.

Florencio Salazar recalcó que el científico como el político, uno para el avance de la ciencia, el otro para no pervertir el poder y citó a Max Webber “uno y otro se necesitan necesariamente de la vocación apasionada” y hablo de cómo el doctor Guillermo Soberón comprendió  que el científico debe conjugar armoniosamente los tiempos, Soberón Acevedo pudo mirar a los lejos para comprender su misión, construir puentes de conocimiento para lograr lo mejor del pasado y que ese conocimiento se adelantará hacia el futuro ese es el propósito de la ciencia, servir al constante presente”.

Sócrates, Copérnico, Newton, Borges a todos ellos citó Florencio Salazar para ejemplificar que la curiosidad es el fundamento del conocimiento y Soberón se afirmaba como tal, curioso “la curiosidad es observación es la dilatada y profunda mirada a los propios seres humanos: su entorno y angustias”.

“Guillermo Soberón Acevedo vio a la muerte con naturalidad consiente de que solo se vive la muerte de los demás y declaró ser recordado leal a sus principios y pugnó por metas importantes, fue consecuente”, puntualizó Salazar Adame.

En el evento estuvieron presentes el Presidente del Tribunal de Justicia, Alberto López Celis; la Presidenta de la Mesa Directiva del Congreso Local, Eunice Monzón García; el Presidente Municipal de Iguala, Antonio Jaimes Herrera, el Diputado Héctor Apreza Patrón; el Secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos y el Secretario de Finanzas, Tulio Pérez Calvo.

 

Si tienes una historia, denuncia, fotografía o información para compartir con nuestros editores, escribe a: [email protected] o al Móvil: 045-74-75-09-38-75

Queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, distribución, venta, edición y cualquier otro uso de los contenidos (incluyendo, pero no limitado a, contenido, texto, fotografías, audios, videos y logotipos) sin previa autorización por escrito de El Reportero una edición de Editorial Tiempos del Sur S.A. de C.V. Chilpancingo de los Bravo, Guerrero. Implementado por: Happy Web

Ir Arriba